Hola a todo el mundo. Si acabáis de caer a este blog necesitaréis saber qué podéis encontrar en él. Fácil: este es un sitio en el que, con contenido visual y en forma de texto, encontraréis información con la que refrescar la memoria en varios aspectos de la vida. ¿Qué quiere decir? Que a lo largo de su existencia (¡y espero que sea duradera!) se irán publicano diversas entradas en forma de tips, consejos e información general que pueda servir para el día a día. Tanto rutinas como trucos o formas nuevas con las que aproximarse a problemas puntuales que deber resolver. Todo ello seguramente ya se sepa. Yo no soy un dechado de sabiduría precisamente; pero quizá haya sido olvidado con el paso del tiempo porque, ¡ah, la memoria es algo muy efímero!

La idea por tanto, pasa por dejaros caer por aquí, abrir cuatro o cinco posts, y volver a salir pero con la conciencia tranquila, pudiendo decir “ah, acabo de caer en que esto se soluciona así” o “claro, haciendo esto asá consigo evitar gasto inútil de tiempo y/o dinero”. Trataré, para ello, de ser lo más conciso y concreto que me sea posible. No negaré que muchas veces me guste irme por las ramas; y puede que esto ocurra por aquí como me pasa en muchos otros blogs que he abierto a lo largo de mi experiencia como internauta. Pero confío en contenerme todo lo que pueda para mantener inquebrantable el objetivo de esta web, Imágenes contra el olvido, que no es otro que lanzar cuatro consejos lo más rápido y directo que me sea posible para… eso, para que no se olviden.

¡Bienvenido sea todo el mundo!

PD. Un elefante, sí: el animal de la memoria prodigiosa…